SueloSolar
30-6-2015
Javier García Breva
2185 Lectores
El apoyo a la rehabilitación se amplía a toda la edificación existente

La Estrategia de rehabilitación a largo plazo es una obligación que establece la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética.


Los planes de rehabilitación deberán incluir todo “el parque nacional de edificios, residenciales y comerciales, tanto público como privado”.

Según el Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética (PNAEE 2014-2020), el parque edificatorio comprende 10 millones de edificios de los que 9,7 millones son de uso residencial y 400.000 de terciario. El sector de los edificios representa el 30% del consumo final de energía, correspondiendo el 18% a las viviendas y el 12% al sector terciario. El parque edificado concentra un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (junio-2014) se centra más en el sector residencial haciendo solamente una primera aproximación al terciario, por la escasa información disponible y su difícil generalización. En el ámbito de las actuaciones, la estrategia prescinde de las tecnologías inteligentes para la gestión energética de los edificios, de las energías renovables y del balance de CO2 por encarecer la rehabilitación (en clara contradicción con las directivas europeas).

La limitación de objetivos y actuaciones en eficiencia energética de edificios ha impedido un mayor desarrollo de la Ley 8/2013 de rehabilitación, renovación y regeneración urbanas y del Plan Estatal de vivienda 2013-2016. España lleva un año de retraso en el plazo de transposición de la directiva fijado por Bruselas, lo que dificulta un desarrollo más rápido del sector de la rehabilitación.

El nuevo Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios existentes (Programa PAREER-CRECE), gestionado por el IDAE, establece importantes modificaciones que dan mayor coherencia a las normas nacionales frente a las normas europeas. Si el anterior programa de 2013 destinó las ayudas exclusivamente a viviendas y hoteles, ahora se extienden a la rehabilitación de todos los edificios existentes destinados a cualquier uso.

En el nuevo PAREER el objeto de las ayudas es incentivar y promover actuaciones para reducir las emisiones de dióxido de carbono, mediante el ahorro energético, la eficiencia energética, las energías renovables en los edificios existentes y crear oportunidades de crecimiento y empleo cumpliendo la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética. Es una rectificación del voto contra la Directiva que el Gobierno adoptó en octubre de 2012 y de la Estrategia de rehabilitación que ha excluido muchas de las actuaciones que ahora se quieren incentivar.

El Programa PAREER-CRECE amplía el ámbito de la rehabilitación, el periodo de vigencia de las ayudas, las tipologías de actuaciones, el presupuesto y los beneficiarios. Se establece como objetivo principal la mejora de la calificación energética del edificio en, al menos, una letra medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono con respecto a la calificación energética inicial. Las actuaciones deberán justificarse a través de la certificación energética antes y después de la inversión. Y lo más importante: la elevación de la calificación energética de los edificios y su medición en términos de emisiones de CO2 se convierte en la principal referencia de la rehabilitación.

La vigencia del programa finaliza en diciembre de 2016 y se podrá ampliar hasta 2020 coincidiendo con el actual periodo de aplicación de los fondos FEDER. El presupuesto de 200 millones de euros se nutre de los presupuestos del Estado para 2015 y de los del IDAE, a diferencia del resto de ayudas que se financian a través del Fondo Nacional de eficiencia energética.

Las ayudas directas se complementan con préstamos reembolsables hasta el 90% de la inversión elegible para edificios privados y 100% para edificios públicos. Las actuaciones de eficiencia energética en la envolvente y las instalaciones térmicas y de iluminación tendrán una ayuda base del 30% y del 20% respectivamente sobre los costes elegibles. La sustitución de energía convencional por biomasa un 25% y geotérmica un 30%.

Se prevé una ayuda adicional a los proyectos integrales que combinen distintos tipos de actuación o eleven la calificación energética a “A” o “B”. Las actuaciones sobre la envolvente térmica serán sobre uno o varios de los cerramientos y no sobre viviendas o locales considerados individualmente.

Entre las actuaciones elegibles, se incluyen las que afectan a la gestión energética del edificio como son la arquitectura bioclimática, los sistemas de monitorización de consumos y los de contabilización de consumos individuales en instalaciones centralizadas. Entre los beneficiarios del programa se incluyen a las empresas de servicios energéticos.

Las novedades del PAREER-CRECE pueden facilitar la demanda de proyectos de rehabilitación e implicar a las instituciones financieras. Avanzan en una mayor coherencia con las normas europeas de ahorro de energía, rectificando las contradicciones de los planes y estrategias anteriores.

No obstante, para que su impacto en el sector de la rehabilitación sea el esperado, la eficacia de las ayudas va a depender de que la transposición de la Directiva de eficiencia energética se complete cuanto antes.
 

Tu valoración:
Total Votos: 0
Participantes: 0

Presupuestos SueloSolar

Deja un comentario

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE

RECUPERAR CLAVE
Suscripción a Boletín
Espacio publicitario SueloSolar
Espacios Publicitarios
Contadores y Facturación
Mercado Eléctrico

Análisis del Mercado

Informe de Comisión Nacional de Mercados y Competencia
SL RANK 3421
9 38Zytech
Calendario de Eventos

21 noviembre / 22 noviembre 2017
España
Foro Solar 2017. IV edición.
Peluco Solar
Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.es
Márketing y Publicidad: Girona.