SueloSolar: Balance Neto y Autoconsumo
Solar Decathlon China 2018
Presupuestos
Solicitudes recientes...

Solicitar presupuestos

Ver solicitudes

Encuestas
Nuevo gobierno del PSOE, a las renovables

+ encuestas
Centro de Compras
Kit FV 3000wp. KITRED 3000
KITRED
Kit FV 3000wp.
3964,14 €
Batería LiFePO4 2.5 5.0 7.5 10.0 BYD B-BOX 2.5-10.0
BYD
Batería LiFePO4 2.5 5.0 7.5 10.0
1300 €
Batería LiFePO4 13.8 KWh BYD B-BOX 13.8
BYD
Batería LiFePO4 13.8 KWh
5300 €
Purificador de agua Bio-Sun BS90
Bio-Sun
Purificador de agua
4737 €

Hoteles Eficientes en España: retos y soluciones

26-6-12
Álvaro Carrillo de Albornoz.
3142 Lectores
Hoteles Eficientes en España: retos y soluciones
El turismo ha sido, históricamente, una actividad intensiva en uso de energía (por ejemplo, en transporte, aires acondicionados, agua caliente sanitaria), y los hoteles no se escapan a esta realidad.

En España, la industria turística ha evolucionado desde sus orígenes, y en el camino, hemos aprendido mucho: hemos conseguido grandes logros en materia de eficiencia energética, pero aún hay mucho trabajo por hacer. Las grandes cadenas hoteleras están haciendo esfuerzos para incorporar políticas de sostenibilidad en su gestión, muchas de ellas basadas en sistemas de gestión ambiental o certificaciones como, ISO 14001 y EMAS II; y con ello, han demostrado que sostenibilidad y eficiencia no están reñidas con un buen servicio hotelero.

El turismo ha sido, históricamente, una actividad intensiva en uso de energía (por ejemplo, en transporte, aires acondicionados, agua caliente sanitaria), y los hoteles no se escapan a esta realidad. En España, la industria turística ha evolucionado desde sus orígenes, y en el camino, hemos aprendido mucho: hemos conseguido grandes logros en materia de eficiencia energética, pero aún hay mucho trabajo por hacer. Las grandes cadenas hoteleras están haciendo esfuerzos para incorporar políticas de sostenibilidad en su gestión, muchas de ellas basadas en sistemas de gestión ambiental o certificaciones como, ISO 14001 y EMAS II; y con ello, han demostrado que sostenibilidad y eficiencia no están reñidas con un buen servicio hotelero.

No obstante, es necesario dar un paso más hacia la sostenibilidad, no sólo para reducir el impacto medioambiental asociado a las actividades turísticas, sino también para atender la demanda de un perfil de turista que busca alojamientos sostenibles y amigables con el entorno. Los hoteleros deben comprender que no basta con hacerlo bien, también hay que explicar exhaustivamente a todos los grupos de interés, (y especialmente a los clientes y empleados), cuáles son los efectos positivos y los retornos de la inversión que la sostenibilidad tiene en áreas clave para la comercialización hotelera como el marketing y el branding.

La eficiencia energética no supone sólo mejorar y reducir costes de explotación hotel; implica también incorporar la sostenibilidad como valor empresarial y posicionar la marca hotelera en torno a ella, para así, captar clientes que, sin renunciar a precios competitivos, aprecian la apuesta con la eficiencia y el respeto al medio ambiente.

Porque, lo cierto es que los consumidores son cada vez más conscientes del impacto de sus actividades turísticas en el entorno, y cada vez demandan más productos y servicios turísticos que tomen en consideración esta preocupación, especialmente en mercados emisores del centro y norte de Europa. No es sólo importante ser sostenible, además hay que comunicarlo; por eso, el gran reto de los hoteles sostenibles es hacerlos más visibles, identificarlos claramente para la demanda, explicando no sólo los factores que los convierten en alojamientos eficientes, sino también vendiendo la sostenibilidad como sinónimo de una experiencia turística más positiva, más confortable y con más valor añadido. Siendo conservadores, si el sector hotelero redujese sólo un 10% de la energía que consume, que corresponde a 600 GWh al año, estaríamos ahorrando el equivalente a, aproximadamente, al consumo anual de una ciudad de cien mil de habitantes, como Cáceres, Ourense o Jaén.

El concepto de hotel «verde» como estrategia de marketing hotelero encontró público e interés a principios de esta década como respuesta al interés de la demanda turística muy sofisticada. Pero, en las actuales condiciones del mercado hotelero, el concepto «verde» debe dejar paso a la acción, es decir, a programas medibles y claros, a políticas de sostenibilidad integrales, que suponen invertir en eficiencia energética y gestión sostenible.

Aunque existen cadenas hoteleras, como NH Hoteles, primera cadena hotelera española a nivel mundial que consigue la 50001 y 14001 en el Hotel NH Eurobuilding de Madrid, todavía hay trabajo pendiente en materia de sostenibilidad en el sector hotelero. Casos de éxito como el de NH Hoteles, Accor, Fuerte Hoteles o Lopesan son catalizadores, que ayudan a que se introduzca la eficiencia energética y la sostenibilidad entre las prioridades de la industria hotelera, y arrastrar, así, al 70% de empresas turísticas que son el músculo de la hotelería española: las pequeñas cadenas hoteleras y hoteles independientes.

El siguiente nivel es la construcción sostenible de hoteles, no sólo en proyectos futuros, sino también en las reformas; siguiendo criterios como los que recogen certificaciones internacionales como LEED, BREEAM o PassivHaus. De hecho, la rehabilitación es un proceso habitual que prácticamente todos los hoteles acometen cada 15 ó 20 años, porque para los alojamientos es fundamental mejorar y actualizar las instalaciones, con el objetivo de seguir compitiendo en un mercado cada vez más exigente. En España, la rehabilitación hotelera siguiendo criterios de sostenibilidad es aún muy puntual; afecta a zonas, áreas, servicios o instalaciones muy específicas, razón por la que, desde el Instituto Tecnológico Hotelero, se explica y demuestra al sector que vale la pena que las obras de reforma y rehabilitación preceptivas sigan criterios medioambientales, porque la sostenibilidad en el turismo no es una moda pasajera ni una vía de escape, sino una estrategia de futuro que permite ahorrar costes y generar mayores beneficios.

En este escenario, la tecnología y la innovación se convierten en aliadas para mejorar y hacer más eficientes procesos como la producción de materiales, el diseño arquitectónico, la planificación y ejecución de proyecto (Project Management), la gestión de equipos o energética (a través de Facility Management o sistemas Smart Grid) entre muchos otros, de los que los hoteles se pueden beneficiar.

Programa Hotel Sostenible: tecnología para la eficiencia y ahorro

Ser más eficiente no debe ser un fin en sí mismo, sino el principio de una política global que sea capaz de traducir los números y los consumos al idioma comercial, es decir, convertirlo en una estrategia de marketing y marca que incorpore la dimensión medioambiental y la política energética de los hoteles, para que los clientes y potenciales clientes entiendan y conozcan cómo las medidas encaminadas a lograr la eficiencia energética se ven reflejadas en su estancia y en su experiencia en el hotel, involucrándole, así, en el proceso y haciéndole partícipe de los logros del hotel en esta materia.

Para conseguir esto, ITH facilita el acceso a equipos y sistemas de gestión avanzados, a través de proyectos en escenarios reales; y se sensibiliza al sector hotelero de la importancia de la innovación y la sostenibilidad y la eficiencia energética en la gestión hotelera, a través de jornadas, talleres y campañas que llevamos a cabo a nivel nacional e internacional. El objetivo final es mejorar la competitividad del sector hotelero mediante la innovación y la tecnología, principal misión de ITH.

Los proyectos piloto son una herramienta fundamental para ITH, porque no sólo permite a los empresarios hoteleros acceder a tecnología de vanguardia (especialmente en materia de eficiencia energética) en condiciones más favorables que el mercado, sino que además nos ayuda a conocer y comprobar, en un hotel real, cómo se comportan estas tecnologías, saber qué tipo de hoteles pueden conseguir mayores beneficios y ahorros, para posteriormente, presentar los resultados a todo el sector turístico y hotelero como una «mejor práctica». Por otra parte, difundir y concienciar al sector de la importancia de incorporar tecnología e innovación, especialmente en el área de la sostenibilidad, es el eslabón que cierra el círculo la labor de ITH como centro de innovación, y que permite a los hoteleros valorar, con datos y con información cualificada, cómo la sostenibilidad y la eficiencia energética mejora su negocio actual y sus perspectivas de futuro.

Introducir cambios, nuevos equipos y tecnologías, y modelos energéticos más eficientes, diversificados y compatibles con una economía cambiante y compleja requiere que el sector hotelero disponga de toda la información posible, para que entienda el alcance de sus decisiones en su negocio.

Por eso, desde el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) estamos trabajando en un plan de acción global, el Programa Hotel Sostenible, que hemos puesto en marcha en el Área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética, y que pretende integrar una serie de tecnologías y equipamientos que, aplicados a un hotel, logren mayores niveles de eficiencia energética y reduzca su impacto en el entorno.

Este proyecto integral implica desarrollar proyectos piloto en varias áreas complementarias, como iluminación interior y exterior (en colaboración con Home Hotel Energy y Light&Energy, respectivamente); envolvente térmica (con Baumit); climatización eficiente con enfriadoras (en colaboración con CIAT); sistemas de calefacción y producción eficientes de ACS en Hoteles (con Bosch-Buderus); micro-cogeneración y bombas de calor (convencionales y geotérmicas, en colaboración con Gas Natural-Fenosa y Repsol); venta de energía útil producida con biomasa (con la firma REBI, Recursos de la Biomasa); monitorización, gestión y control energético con ingeniería artificial (con Euroconsult); protección y desincrustación de cal en circuitos de agua por sistema radioelectromagnético (en colaboración con Aquasonic); servicios de ahorro energético garantizados (con Schnneider Electric y TÜV Rheinland); y acristalamiento inteligente (en colaboración con Guardian Glass), entre otros; y su correcta difusión en el sector hotelero y turístico, vital para comprender no sólo el alcance material, sino también su valor como argumento comercial, factor de diferenciación de marca y como pilar para construir una reputación que se traduzca en más clientes y más ingresos.

A menor tamaño, más eficiencia

Para las pequeñas cadenas hoteleras y hoteles independientes es, ciertamente, muy rentable invertir en eficiencia energética, tanto en términos económicos como desde el punto de vista de la construcción de la marca. Los márgenes de ahorro que se consiguen con sistemas más eficientes pueden ser muy altos; de hecho, pueden alcanzar hasta un 40% de ahorro en el consumo energético de ciertos equipamientos, especialmente en hoteles que cuentan con tecnologías que no se han renovado en más de 10 años (que es la situación de la mayoría de hoteles pequeños, medianos e independientes) y que, por tanto, tienen unos rendimientos muy bajos.

Las inversiones realizadas en este tipo de tecnologías (por ejemplo, la sustitución de las luminarias por otras más eficientes), se amortizan en menos de uno o dos años; por eso, hay cada vez más hoteles que están apostando por acometer acciones encaminadas a conseguir una certificación que les permita diferenciarse de sus competidores y que les ayude a planificar una buena gestión estratégica sostenible, aunque el ritmo sigue siendo lento.

Para el sector hotelero español, poner en marcha un nuevo modelo energético más eficiente, diversificado y compatible con el necesario desarrollo económico, no debe limitarse exclusivamente a recortar gastos; esta filosofía de gestión y las inversiones que conlleva deben involucrar a todos los grupos de interés, desde los clientes hasta los equipos de trabajo, pasando por las administraciones e instituciones públicas, la competencia y el resto del sector, haciéndoles partícipes y parte interesada de los logros del hotel en esta materia.

Los trabajadores del hotel son una pieza fundamental del engranaje de la sostenibilidad: también deben comprender la relevancia de esta política de gestión y entender cómo su trabajo tiene un efecto directo en el éxito o fracaso de cada una de las acciones encaminadas a aumentar la eficiencia energética y reducir el impacto medioambiental del hotel. En este sentido, las cadenas hoteleras con experiencia en este ámbito insisten en la necesidad de establecer procedimientos específicos y medibles, en cada una de las áreas de actividad del susceptibles de afectar la política medioambiental del hotel (por ejemplo, mantenimiento, limpieza, alimentos y bebidas, convenciones y reuniones, entre otros), que permitan reducir, o en su defecto, optimizar al máximo el consumo de energía. Y establecer estos procedimientos no requiere grandes inversiones, sino organizar el trabajo. Si a estos estándares se suman equipamientos eficientes, sistemas de control y monitorización de la energía y otros criterios de eficiencia, la ecuación de la sostenibilidad sale a cuenta.

Nuevos modelos de financiación para eficiencia energética: ESEs

Los expertos en eficiencia energética y sostenibilidad a nivel nacional e internacional insisten en la importancia de conocer el punto de partida, es decir, de medir los consumos de energía y conocer las técnicas para reducirlos; pero en la mayoría de los hoteles españoles no realizan un control riguroso del consumo energético, y en algunos casos no conocen al detalle sus instalaciones energéticas.

Otra de las grandes barreras para la eficiencia energética en el sector hotelero, especialmente para las pymes y los alojamientos independientes, es la falta de financiación, producto de la crisis económica en la que estamos inmersos, porque se tiene la idea errónea de que las mejoras en materia energética supondrán grandes gastos para los que carecen de liquidez; a lo que se suma la percepción de que ahorrar energía implica que sus instalaciones resultarán menos cómodas y confortables para el cliente.

Por estas razones, es lógico que la mayoría de hoteles en España presenten niveles de eficiencia energética relativamente bajos, lo que se traduce en más gasto en servicios energéticos. Y sin embargo, aunque las ventajas de ser un hotel eficiente son evidentes, muchos empresarios encuentran obstáculos para hacer estos cambios profundos que derivarán en más ahorro energético, y tropiezan con la relación coste-beneficio: ¿cuánto me va a costar ser más eficiente?

La respuesta es cero euros. Esto es posible gracias a las Empresas de Servicios Energéticos (ESEs), cuyo modelo de negocio consiste en asumir el riesgo de las inversiones, que recuperará gracias al ahorro energético conseguido en el establecimiento.

Las Empresas de Servicios Energéticos son una opción que el Instituto Tecnológico Hotelero ha incorporado a varios proyectos piloto en marcha, porque ofrecen servicios energéticos a sus clientes a través de una serie de fórmulas que permiten a las empresas conseguir niveles de ahorro energético sin invertir ni un solo euro. Tres de los proyectos piloto que ITH está llevando a cabo siguen este modelo, y cuyos principales objetivos son probar la idoneidad y adaptación de los contratos de servicios energéticos para hoteles, y comprobar cómo y cuánto se puede llegar a ahorrar en energía a través de diversos sistemas.

El primer estudio, basado en un sistema de venta de energía útil a través de biomasa, se está llevando a cabo en colaboración con REBI Recursos de la Biomasa, que se encarga de instalar el nuevo sistema de generación de calor (caldera, silo, etc.) incluyendo el suministro de biomasa y el mantenimiento, y que para el hotel sólo supone asumir el coste del agua caliente que consume a un precio mínimo de un 10% menor al usual para combustibles fósiles.

El segundo proyecto, desarrollado con Gas Natural Fenosa, Panasonic y Altare, está enfocado en la microcogeneración, o bien a gas natural propano, o bien por energía geotérmica, en el que el coste de la instalación y de los equipos es asumido por Gas Natural Fenosa, que recuperará su inversión a través de los ahorros asociados al uso de estos equipos, tanto en climatización como en producción de ACS.

El tercer piloto, también de venta de energía útil, se llevará a cabo con Buderus y Prosolia, e incluye la opción de ofrecer energía solar térmica y la posible sustitución de la caldera existente por otra más eficiente para, de esta manera, conseguir ACS más barata, que supondrá aún mayores ahorros.

Estos pilotos responden a los dos principales modelos de negocio de las ESEs de los que se puede beneficiar el sector hotelero, que implican garantías de ahorros en el consumo de energía. El papel de la ESE en la primera fórmula es elegir las actuaciones que se deben llevar a cabo en el establecimiento (por ejemplo las sustituciones de equipos por otros más eficientes) y encargarse de la inversión necesaria para realizarlas, que recuperarán a través del ahorro que ocasionan las medidas adoptadas. Así, el hotelero firma un contrato con la ESE para que ésta sea la que se ocupe de la operación y mantenimiento de los sistemas, y puede reservarse la opción de compartir los ahorros con la propiedad del establecimiento.

La venta de energía útil es el segundo modelo, en el que la ESE se encarga de vender energía útil al establecimiento, asume la operación y mantenimiento de los equipos productores, y el establecimiento sólo tendría que pagar por la energía que consume. Este sistema se adapta perfectamente al esquema de negocio de los hoteles, puesto que refleja el coste en la ocupación real, es decir, sólo se pagan los consumos que los usuarios hagan, efectivamente, en las instalaciones del hotel.

Las ESEs son la respuesta adecuada a las necesidades energéticas de un negocio intensivo en el uso de energía como la industria hotelera, especialmente en una situación de crisis económica, caracterizada por la falta de liquidez y las limitaciones a la financiación: la renovación de los equipos, condición necesaria para ser más eficientes, no sólo no supondrá coste alguno para los hoteles, sino que además supondrá poner en manos expertas el mantenimiento técnico y económico de los equipos, para conseguir resultados y ahorros previamente pactados con el proveedor energético.

Hay múltiples soluciones, muchas vías y opciones para que los hoteles sean más eficientes y sostenibles, y cada vez es menos costoso, porque la curva de aprendizaje se reduce con la experiencia de la industria, y porque la financiación ha dejado de ser un impedimento inasumible, especialmente para las pymes hoteleras. Pero, para hablar de sostenibilidad hay que hablar en presente: es el momento de que la hotelería se prepare para ser más competitiva y adelantarse a momento en el que las administraciones y los clientes ya no la consideren una opción, sino un deber. Y para seguir avanzando es necesario que al tren de la eficiencia energética se suban los hoteles independientes y las pymes, que representan el 70% del sector y que arrastrarán al resto de la industria turística. Es justo aquí en donde hay un amplio margen de maniobra y de mejora, y donde los resultados pueden ser más visibles para los clientes y, por supuesto, para los gestores y propietarios de los hoteles.

Total Votos: 0
0 Participantes
Tu valoración:

Presupuestos SueloSolar

Deja tus comentarios

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE
RECUPERAR CLAVE
Mercado fotovoltaic@
SL RANK
1-Revosolar solar shop 180 2-Saclima solar fotovoltaica 82 3-Lidersolar 60 4-Krannich solar 59 5-Zytech solar (fabricante placas solares) 56 6-Rios renovables 28 7-Sol i vent 28 8-Censolar 26 9-Ecogal energia 25 10-Inove ecoenergia, s.l. 16
Calendario de Eventos
Año anterior Mes anterior Ago 2018Mes Siguiente Año Siguiente
LMXJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
       

Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Contactar | Política de Privacidad y Aviso Legal

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.com