SueloSolar: Balance Neto y Autoconsumo
Solar Decathlon China 2018
Presupuestos
Solicitudes recientes...

Solicitar presupuestos

Ver solicitudes

Encuestas
Nuevo gobierno del PSOE, a las renovables

+ encuestas
Centro de Compras
Módulo policristalino 265wp REC REC265PE
REC
Módulo policristalino 265wp
135 €
Batería LiFePO4 13.8 KWh BYD B-BOX 13.8
BYD
Batería LiFePO4 13.8 KWh
5300 €
Purificador de agua Bio-Sun BS90
Bio-Sun
Purificador de agua
4737 €
Kit FV 3000wp. KITRED 3000
KITRED
Kit FV 3000wp.
3964,14 €

A los líderes mundiales no les importa el Cambio Climático.

19-12-11
Antonio Morales Méndez
3917 Lectores
A los líderes mundiales no les importa el Cambio Climático.
La Cumbre del Clima de Durban ha supuesto un nuevo fiasco para el planeta. Se ha consumado así una nueva y peligrosa traición a la humanidad por parte de la mayoría de líderes mundiales y los grandes lobbies económicos internacionales.

Tanto el futuro del protocolo de Kioto (que no tendrá rango jurídico hasta el 2020) como la reducción de emisiones y la puesta en marcha del Fondo Verde para el Clima se quedaron en puras intenciones fallidas y decepcionantes. La crisis, la codicia de los mercados, el egoísmo de los mercaderes no se contenta con propiciar recortes sociales y derechos democráticos sino que, desde la mayor de las irresponsabilidades, ningunea hasta el paroxismo el medio ambiente y el futuro de la Tierra y sus habitantes.
Kioto, Montreal, Bali, Copenhague, Cancún, Durban, han sido citas propiciadas por la ONU desde hace casi veinte años y nacidas y acogidas con enorme esperanza por los científicos y la ciudadanía concienciada, pero no han provocado sino frustraciones y desengaños en cada edición. No han servido sino para representar la escenificación de un marco de poder político-financiero internacional en el que los más influyentes se niegan a  ceder algo, por poco que sea, que limite su capacidad de poder y control económico y geoestratégico. Y todavía muchos de los países participantes en la Cumbre -España entre ellos- se atreven a calificar  como exitoso lo que no es sino un atentado a los derechos humanos, a la justicia universal y al medio natural.
Los daños sobre la salud de millones de personas, la desaparición de especies, el aumento de las catástrofes naturales (mejor dicho no naturales y ligadas a la civilización),  o los crecientes conflictos bélicos en distintos rincones del mundo no son sino algunos de los elementos más visibles de esta codicia irresponsable y  sin límites. Para Jeffrey D. Sachs “el desastre es inevitable, a menos que cambiemos. Si nuestras sociedades se rigen por el principio de la avaricia, con los ricos haciendo todo lo posible para enriquecerse aún más, la creciente crisis de recursos producirá una brecha cada vez mayor entre ricos y pobres y muy posiblemente una lucha cada vez más violenta por la supervivencia”.
A pesar de la crisis, la actividad humana produjo en el pasado año 10.000 millones de toneladas de CO2. Las emisiones de este gas han crecido en un 49% en los últimos veinte años, superando las peores previsiones y elevando la posibilidad de que la temperatura aumente en más de dos grados antes de final  de siglo. De hecho en los últimos cincuenta años ya ha aumentado en un grado. Y si a esto se suma el que la población mundial ha alcanzado la cifra de 7.000 millones  de personas (el doble que en los años sesenta del siglo pasado) no cabe la menor duda de que la advertencia de WWF de que, de seguirse a este ritmo de degradación de la naturaleza y de  demanda de recursos necesitaremos dos planetas como la Tierra en 2030, se hace cada día más real.
Pero la crisis, más allá de convertirse en una oportunidad para la reflexión y para la búsqueda de un cambio de modelo productivo más respetuoso con las personas, con la igualdad social y el medio natural, está sirviendo para que el neoliberalismo desarrolle una peligrosa huida hacia adelante de imprevisibles consecuencias, aunque quizás sería mejor decir de terribles consecuencias. Ya no cabe otra cosa que crecimiento económico, déficits, deudas, bolsas, calificaciones…
Y para consumar este despropósito no dejan de utilizar todos los medios a su alcance y más. Al inquietante poder de los mercados sobre los estados y sobre las democracias se suma la capacidad de condicionar el pensamiento crítico, la concienciación y la información de millones de ciudadanos con la creación y financiación de amenazantes y perversos grupos de opinión negacionistas de poderosa  influencia mundial. Mientras el 97% de la comunidad científica internacional insiste en denunciar las peligrosas derivas del cambio climático, un entramado de organizaciones ultraconservadoras y lobbies, fundamentalmente energéticos, invierten centenares de millones de euros para conseguir presionar a los partidos políticos, comprar científicos y universidades y para torcer la opinión ciudadana atacando a investigadores, organizaciones, etc.  Estamos hablando de Exxon Mobil, Chevron, Industrias Koch (los grandes financiadores del Tea Party), BP, Ford, General Motors, Chrysler, la Nacional Coal Association, la Westeer Fuel Association entre otras, en EEUU y, según Climate Action Network, también multinacionales europeas como Eon, Basf, Bayer, Gdf-Suez, etc.… Todas ellas patrocinan numerosas organizaciones negacionistas a las que se reviste de seriedad y competencia, de think tank creadores de pensamiento que llegan al último rincón del planeta con sus engaños ponzoñosos, manipuladores e incendiarios. Una de ellas, la Fundación Heritage, decía estos días a propósito de la cumbre de Durban: “el supuesto consenso científico sobre el calentamiento global antropogénico se está desmoronando ya que van surgiendo más evidencias de que la influyente ciencia del clima está plagada de oportunismo político. (…) Es hora de que estas conversaciones sobre el clima se acaben ya  y para siempre (…) EEUU pone en riesgo su regreso a tener una economía fuerte y dinámica por la ineficaz y cara reducción de las emisiones o por desvirtuar la política tributaria.” La realidad es que han conseguido parar la agencia ambiental de Obama y que renunciara a su plan para atajar las emisiones.
Y claro, España no se queda al margen de todo esto. Hace unos días se presentaba por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, el libro “Análisis de datos de emisiones de CO2 en España” donde se certifica que este país es uno de los cuatro estados europeos que más enfermedades y muertes sufrirá debido al aumento de ozono troposférico provocado por el calentamiento global, pero al partido que acaba de ganar las elecciones esto le suena a chino. A finales de septiembre pasado la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para el estudio del cambio climático aprobó con el voto a favor de 23 de sus miembros representantes del arco parlamentario y la abstención de los 17 del PP un informe que aboga por una fiscalidad ambiental y la redacción de una Ley de Cambio Climático. El PP rechazó  también expresamente un consenso para reducir en un 30% las emisiones de CO2 para el 2020 con el argumento de que la lucha contra el cambio climático no debe poner en peligro el empleo. Se alinea así claramente con su think tank particular, el Global Adaptation Institute  que dirige José María Aznar y que tiene como objetivo estratégico aprovecharse del calentamiento atacando sus consecuencias pero no las causas y que asesora a importantes multinacionales. Una de las últimas que ha contratado su asesoramiento, la multinacional Barrick Gold, ocupa el puesto 569 sobre un total de 581 analizadas en “comportamiento ético” según un estudio internacional promovido por asociaciones sociales y empresariales.
Mientras, la AIE nos advierte que “el mundo se encamina hacia un futuro energético insostenible” y  señala que es absolutamente necesario multiplicar por cuatro, hasta 2035 y hasta 181.000 millones de euros, las ayudas a las renovables. Considera igualmente que la respuesta al calentamiento será posible con una tecnología eficiente y con energías limpias. Se trata por otra parte de una opinión plenamente generalizada en el mundo científico internacional: la solución pasa por el ahorro energético, el uso eficiente de la energía y la sustitución de los combustibles  fósiles por renovables, lo que también posibilitaría la creación de numerosos puestos de trabajo; de hecho en una década el aumento de los puestos de trabajo ligados al medio ambiente ha crecido en un 235%.
En Canarias nos ponemos de los nervios cuando vemos como el mar se lleva la arena de Maspalomas, cuando observamos como aparecen algas en el mar de cuya peligrosidad se nos viene advirtiendo, cuando vemos peces de otras latitudes, cuando nos achuchan las tormentas tropicales…pero hacemos lo contrario de lo que propone la Agencia Internacional de la Energía: nada de ahorro, nada de eficiencia, a la cola en renovables y una ambición desmedida por introducir el gas a cualquier precio. Somos unos linces.  

Antonio Morales Méndez.
Alcalde de Agüimes.

Total Votos: 0
0 Participantes
Tu valoración:

Presupuestos SueloSolar

Deja tus comentarios

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE
RECUPERAR CLAVE
Mercado fotovoltaic@
SL RANK
1-Revosolar solar shop 192 2-Saclima solar fotovoltaica 139 3-Zytech solar (fabricante placas solares) 67 4-Lidersolar 61 5-Krannich solar 45 6-Censolar 38 7-Inove ecoenergia, s.l. 32 8-Galivoltaica s.l. 29 9-Sol i vent 26 10-Empordà energia 22
Calendario de Eventos
Año anterior Mes anterior Ago 2018Mes Siguiente Año Siguiente
LMXJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
       

Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Contactar | Política de Privacidad y Aviso Legal

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.com