SueloSolar: Balance Neto y Autoconsumo
Solar Decathlon China 2018
Presupuestos
Solicitudes recientes...

Solicitar presupuestos

Ver solicitudes

Encuestas
Nuevo gobierno del PSOE, a las renovables

+ encuestas
Centro de Compras
Módulo policristalino 265wp REC REC265PE
REC
Módulo policristalino 265wp
135 €
Batería LiFePO4 2.5 5.0 7.5 10.0 BYD B-BOX 2.5-10.0
BYD
Batería LiFePO4 2.5 5.0 7.5 10.0
1300 €
Purificador de agua Bio-Sun BS90
Bio-Sun
Purificador de agua
4737 €
Kit FV 3000wp. KITRED 3000
KITRED
Kit FV 3000wp.
3964,14 €

Presentación de las actividades y Planes de actuación de la CNE.

20-7-10
Carlos Mateu
1005 Lectores
Presentación de las actividades y Planes de actuación de la CNE.
Dª Maria Teresa Costa, Presidenta de la CNE ha presentado hoy la Memoria de actividades de 2009 y los Planes de actuación de la CNE. Ver transcripción completa.

Excmo. Sr. Presidente del Senado, Excmo. Sr. Presi-dente de la Comisión de Industria Turismo y Comercio, Excmos. Sres. Senadores, Autoridades, Cuerpo Di-plomático, Representantes del mundo empresarial, Agentes Sociales, Señores y Señoras:

Mis primeras palabras solo pueden ser de sentido agradecimiento, en nombre propio, del Consejo de Admi-nistración, y de toda la Comisión Nacional de Energía, al Excelentísimo Sr. Presidente del Senado, D. Javier Rojo, y con él a la alta institución que representa, por ofrecer-nos este magnífico escenario. Un ofrecimiento generoso y cargado de Historia, que confiere mayor realce a la pre-sentación de la Memoria anual de la CNE. Agradecimiento que extiendo a todos los Senadores presentes. Contar además en este auditorio con la presencia de los repre-sentantes del Estado, del cuerpo diplomático y de las empresas y agentes sociales del sector, es un motivo más de satisfacción y agradecimiento.


La Comisión Nacional de Energía realizó durante el año 2009 las funciones propias en el ejercicio de las competencias que sobre los sistemas energéticos tiene atribuidas por la Ley. La Memoria de actividades 2009 que hoy se presenta es, como no podía ser de otro modo, el reflejo del amplio conjunto de tareas que desarrolla como regulador energético en España. Apenas si podré hacer en mi intervención, como ustedes bien comprende-rán, un mínimo apunte de alguno de sus aspectos más destacados.


    Pero déjenme que les subraye, como habrán adver-tido en la invitación misma a este acto, que hoy presen-tamos también un importante documento para la CNE: sus Planes de actuación, aprobados en diciembre de 2009 por el Consejo de Administración, y que marcan nuestra agenda de trabajo con autoexigente prospectiva de futuro. Con ello nos adelantamos, además, a lo que prevé el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, que requiere a los Organismos Reguladores la presenta-ción de su memoria anual, junto con sus “planes anuales o plurianuales de actuación en que se definan sus objeti-vos y sus prioridades”. Documento éste que deberá ser-vir, por otro lado, de base “para el examen anual del Or-ganismo Regulador por parte de la Cortes Generales”.


En efecto: la aprobación por el Consejo de Adminis-tración del documento de Planes de actuación de la CNE señaló los grandes objetivos y las líneas de acción priori-tarias de la Comisión, junto con un total de 42 planes operativos a desarrollar a corto y medio plazo.
En este documento se desarrollan las funciones que la legislación vigente en España y las nuevas Directivas de gas y electricidad, recientemente adoptadas en el marco del Tercer Paquete legislativo de la Unión Europea en materia de mercado interior de la energía, atribuyen a los reguladores nacionales. Y suponen igualmente, y en gran medida, una respuesta anticipatoria a los cambios que se plantean ya en el Derecho comunitario, en sus Di-rectivas y Reglamentos.


De esta forma, los objetivos últimos definidos en el documento Planes de actuación de la CNE son cinco:
1.    Mejorar la función regulatoria de los mercados y po-tenciar la capacidad de propuesta, a la que se refie-ren las funciones segunda, tercera y cuarta de la disposición adicional undécima, tercero.1, de la Ley 34/1998.    
2.    Fortalecer la independencia del organismo y de su función regulatoria, de acuerdo con lo previsto en los artículos 35 y siguientes de las Directivas 2009/72/CE y 2009/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo.
3.    Participar en el proceso de elaboración de la regula-ción energética en el ámbito internacional, de acuer-do con lo establecido en el artículo 36 de la Directiva 2009/72/CE y en el artículo 40 de la Directiva 2009/73/CE. No se olvide, igualmente, que el Ante-proyecto de Ley de Economía Sostenible subraya, en su artículo 23, la necesaria colaboración y coopera-ción de los Organismos reguladores españoles con los organismos sectoriales de los Estados miembros de la Unión Europea, de la Comisión Europea y de otros Estados.   
4.    Reforzar la presencia e impacto en la sociedad.   
5.    Introducir criterios de eficiencia en el funcionamien-to de la Comisión.


Sobre esta base, se definen en el documento de Pla-nes de actuación hasta diez líneas temáticas de actividad que articulan las principales tareas y acciones a desarro-llar por la CNE en el corto y medio plazo:
a)    Trabajar por una buena regulación energética: Sin duda, la más primigenia de las funciones de un or-ganismo regulador como la CNE, y que engloba bue-na parte de sus actividades.

b)    Asegurar el eficiente funcionamiento de los merca-dos energéticos, impulsando en ellos la libre compe-tencia: Línea de actuación igualmente consustancial a la actividad de un organismo regulador. La CNE fue instituida, precisamente, para “velar por la compe-tencia efectiva de los sistemas energéticos”. Objeti-vo éste que es también la gran fuerza impulsora de la puesta en marcha del mercado interior de la energía en Europa, y al que la CNE contribuye desplegando un gran número de actuaciones, tanto sectoriales como de carácter más general o transversal.
c)    Salvaguardar la calidad y la seguridad del suministro energético: Se trata de otro pilar esencial de la políti-ca energética de la Unión Europea, y que requiere un marco adecuado de previsión para realizar las ac-tuaciones necesarias en el desarrollo de las infraes-tructuras para asegurar la continuidad del suministro de energía.
d)    Contribuir al uso racional de la energía y a un desa-rrollo sostenible: Es el tercer gran pilar de la política energética europea. Merece destacarse la aproba-ción del conjunto legislativo del denominado Paque-te Verde de la Unión Europea en el año 2009, norma-tiva complementaria del Tercer Paquete.
e)    Supervisar a los agentes que actúan en los merca-dos energéticos y las actividades reguladas: Esta función de supervisión, que se complementa con la de inspección, forma parte igualmente consustancial del organismo regulador.
f)    Satisfacer las consultas planteadas y dar opinión a los agentes involucrados mediante un procedimiento transparente y abierto: Entre las competencias de la CNE, las de asesoramiento ocupan un lugar desta-cado. En este punto no puede dejar de subrayarse el papel de los Consejos Consultivos de Electricidad e Hidrocarburos, como grandes órganos de asesora-miento de la CNE y cauce de expresión de los distin-tos agentes económicos, políticos y sociales con in-tereses en los sectores energéticos, y, déjenme que lo subraye en la sede de la gran Cámara de represen-tación territorial, con representación de todas las Comunidades Autónomas.
g)    Influir, a través de la cooperación en organismos in-ternacionales, en el proceso de creación del Mercado Interior de la Energía, así como en la puesta en mar-cha del MIBEL y en la consolidación de un marco re-gulatorio estable tanto en Iberoamérica, a través de ARIAE, como en la cuenca mediterránea, a través del MEDREG: La CNE tiene importantes competencias en este terreno de la cooperación internacional, cuyo ejercicio eficaz requiere un conocimiento adecuado de la regulación en el ámbito internacional y, particu-larmente, en la Unión Europea.
h)    Proporcionar información completa y transparente a los consumidores y velar por sus intereses: La pro-pia Ley que instituyó la CNE subraya en su articula-do la necesaria “protección de consumidores y usuarios”, y señala como objeto de la Comisión el de velar por la competencia efectiva en los sistemas energéticos y por la objetividad y transparencia en su funcionamiento “en beneficio de todos los suje-tos que operan en dichos sistemas y de los consu-midores”.
i)    Mejorar la eficacia y la eficiencia de la Comisión ante las nuevas funciones y demandas de su entorno: Es ésta, sin duda, una línea de actuación estratégica e insoslayable en la gestión de cualquier organismo de naturaleza pública. Más, si cabe, en la CNE, teniendo en cuenta que en los últimos años las funciones en-comendadas a este organismo han aumentado muy notablemente.
j)    Y, por último, desarrollar estudios y análisis sobre la regulación y el sector energético y proyectar la acti-vidad del regulador mediante una estrategia global de comunicación.
Son estas diez líneas de actuación prioritarias que acabo de enunciarles las que definen la ordenación del conjunto de actuaciones desplegadas por la CNE en el ejercicio 2009 y que se presentan en esta Memoria anual. De entre ellas se han seleccionado, para pasar a exponer con un mayor detenimiento, los ámbitos de más relevan-cia de nuestra actividad y que se enmarcan en cinco de las diez líneas de actuación antes enunciadas. En primer lugar:
1.    En primer lugar, trabajar por una buena regulación energética.
Esta línea de actuación abarca un gran conjunto de actuaciones por parte de la CNE que atienden también, y comúnmente, a otras líneas prioritarias. Cabe destacar, dentro de ellas, las cinco Circulares aprobadas en 2009. Su objeto principal ha sido recabar información necesaria para el ejercicio de la función regulatoria y supervisora de la CNE.
Además, la Comisión ha realizado un gran número de tareas en relación con las actividades reguladas en los tres sectores energéticos.
Dentro del sector eléctrico, destacan los informes de propuestas de procedimientos de operación del sistema; propuesta de revisión de los valores unitarios de referen-cia para los costes de inversión y operación y manteni-miento para las instalaciones de transporte peninsular; autorizaciones de nuevas centrales térmicas de ciclo combinado; elaboración de la base de datos y construc-ción del modelo de red de referencia para la distribución; y los informes en relación con la normativa de suministro de último recurso, la metodología de cálculo de la TUR en energía eléctrica y la introducción del bono social.
En el sector del gas, igual que en los sectores eléc-trico y de petróleo, la CNE ha realizado los informes pre-ceptivos sobre todas las disposiciones generales, desa-rrollos reglamentarios y normas de ámbito nacional rela-cionadas con este mercado. Estas actuaciones se han re-ferido principalmente a los desarrollos legislativos en re-lación a las modificaciones de la Ley de Hidrocarburos; al desarrollo regulatorio del mercado secundario de capaci-dad; a la propuesta de retribución anual de las activida-des reguladas; a la regulación de las tarifas de último re-curso de gas natural; a la autorización de nuevas instala-ciones de transporte, y, entre otras tareas, a la participa-ción en los grupos de trabajo establecidos en las NGTS gasista.
Dentro del sector del petróleo, se han elaborado en 2009 diversos informes preceptivos sobre las propuestas de regulación emitidas por el Ministerio de Industria, al tiempo que se han llevado a cabo actuaciones regulato-rias para desarrollar el sistema de certificación de los biocarburantes.
2.    En segundo lugar, contribuir al uso racional de la energía y a un desarrollo sostenible.
La CNE contribuye a esta línea de actuación, orien-tada al uso racional de la energía y al desarrollo sosteni-ble, a través de sus propuestas e informes de internaliza-ción de costes de las distintas fuentes de energía, así como de un amplio conjunto de acciones y tareas.
Dentro del sector eléctrico, y en lo que se refiere a la generación en régimen especial, destaca, dentro de las importantes tareas de la CNE en este punto, la aproba-ción de la Circular 4/2009, que regula la solicitud de in-formación y los procedimientos para implantar el sistema de liquidación de las primas equivalentes a las instala-ciones de producción de energía en Régimen Especial; el cálculo y liquidación, desde el 1 de noviembre de 2009, de los importes de las tarifas, primas y complementos li-quidatorios correspondientes a la liquidación del Régi-men Especial; y, por último, todavía en relación con el sector eléctrico, la gestión  del sistema de Garantía de Origen y Etiquetado de la Electricidad.
Respecto del sector del gas, la CNE ha realizado dis-tintos informes, además de un conjunto de análisis sobre la incorporación progresiva de biogás al sistema gasista.
En el sector del petróleo, se ha trabajado muy acti-vamente en diferentes aspectos medioambientales que se debaten en distintos foros nacionales e internaciona-les. Igualmente, la CNE, como Entidad de Certificación de Biocarburantes, ha desarrollado durante 2009 distintas actuaciones en el marco de las nuevas funciones asigna-das. Cabe destacar, en cuanto a la definición de procedi-mientos, la Circular 2/2009, de 26 de febrero, por la que la CNE regula la puesta en marcha y gestión del mecanismo de fomento del uso de biocarburantes y otros combusti-bles renovables con fines de transporte. Por otro lado, y complementariamente, el 1 de octubre de 2009 se puso en marcha la aplicación informática diseñada para la ges-tión del sistema de certificación de biocarburantes (SIC-BIOS), accesible a través de la página web de la CNE.

3.    En tercer lugar, supervisar a los agentes que actúan en los mercados energéticos y las actividades regu-ladas.
Cabe subrayar en esta línea de actuación las tareas de supervisión de los mercados, desarrolladas por la CNE a través de muy distintas actuaciones, tanto secto-rial como horizontalmente, y las de inspección, intrínse-camente unidas a ellas, así como las relativas a la viabili-dad de las actuaciones energéticas reguladas respecto de las operaciones empresariales.
        Dentro del sector eléctrico, en 2009 se publicó el primer informe de supervisión del mercado minorista. Y, en relación a la supervisión del mercado mayorista, la Comisión ha seguido elaborando sus Boletines semana-les y participando en el Comité Técnico de Seguimiento de la Operación del Sistema Ibérico y en los diversos grupos de trabajo coordinados por el Operador del Sis-tema. No menos importante ha sido su actividad super-visora de la contratación a plazo.
Dentro del sector gasista, la CNE ha elaborado di-versos informes de seguimiento de los mercados de gas, y ha cumplido con la función de supervisar la Oficina de Cambio de Suministrador y los mecanismos de contrata-ción a plazo de gas.
En el sector del petróleo, la CNE ha realizado diver-sas actuaciones de supervisión, entre las que destacan el expediente sobre la evolución de los precios y márgenes de comercialización en España en relación con los mer-cados europeos y los informes de de supervisión de mercados de estaciones de servicio por áreas geográfi-cas.
Junto a lo reseñado anteriormente, y en el amplio capítulo de actividades de inspección y liquidación que desarrolla la CNE en apoyo de esta línea de actuación, cabe destacar, dentro del amplio análisis que contiene la Memoria, la realización en 2009 de 2.089 inspecciones a instalaciones fotovoltaicas, eólicas y de cogeneración. Además, la CNE ha llevado a cabo sus funciones de li-quidación de los costes de transporte y distribución de energía eléctrica y de los costes permanentes del siste-ma.
Finalmente, cabe subrayar en este apartado las ac-tuaciones de la CNE relativas a la viabilidad de las activi-dades energéticas reguladas respecto a 42 operaciones empresariales, en cumplimiento de la Función decimo-cuarta, en los aspectos que permanecen en el Derecho español después de la sentencia de Luxemburgo.
4.    En cuarto lugar, influir en la regulación internacional a través de la cooperación con otros organismos in-ternacionales.
Debe situarse dentro de de esta línea de actuación la obligada cooperación con la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía, ACER, creada por Regla-mento 713/2009, aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo dentro del Tercer Paquete.
La CNE ha participado activamente durante 2009 en los procesos regulatorios internacionales, tanto en el ámbito europeo de CEER/ERGEG, como en el MIBEL y en la cooperación con Iberoamérica, a través de ARIAE.
Dentro de la actividad del European Regulatory Group for Electricity and Gas (ERGEG) hay que destacar, en 2009, el importante avance que las iniciativas regiona-les han experimentado en este periodo. En concreto, y dentro de una amplia participación en cada uno de los grupos de trabajo establecidos, la CNE preside el muy importante Grupo Europeo de Iniciativas Regionales, y, al tiempo, lidera la Iniciativa de la Región Sur en materia de gas, donde ha trabajado activamente, junto a los regula-dores francés y portugués, con el fin de homogenizar as-pectos regulatorios y aumentar la capacidad de interco-nexión en la región, en especial en la frontera entre Es-paña y Francia.
La Sede de la CNE en Madrid, junto a la Florence School en Florencia, acogen anualmente los Foros de Gas y Electricidad respectivamente, siendo estos en-cuentros decisivos en los desarrollos regulatorios de ambos sectores energéticos.
Tenemos un activo papel en el área del Mediterráneo, a través del Grupo de Trabajo del Mediterráneo sobre Re-gulación de Electricidad y de Gas Natural (MEDREG), cu-ya Vicepresidencia ostenta actualmente la CNE, además de liderar el grupo de energías renovables, que ha recibi-do el reconocimiento de la Asamblea Europea de Regula-dores Energéticos por el mejor trabajo realizado.
En relación al MIBEL, se han desarrollado los traba-jos ya iniciados y se ha avanzado en nuevos acuerdos regulatorios.
Por último, la participación destacada de la CNE en la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de Energía (ARIAE), que agrupa a 23 organismos regula-dores de la energía, constituye una seña de identidad de la proyección internacional de la Comisión. En 2009 ha proseguido con la cooperación en los ámbitos regulato-rios y formativos.
5.    Y en quinto y último lugar, la CNE lleva a cabo una importante actividad consistente en proporcionar in-formación completa y transparente a los consumido-res y velar por sus intereses.
Tampoco puede dejar de destacarse en este punto el paso dado en 2009 en la liberalización del sector eléctri-co, con el establecimiento, justo un año después que en el sector del gas natural, del suministro de último recur-so.
En efecto: el suministro eléctrico de último recurso se puso en marcha el 1 de julio de 2009, de acuerdo con lo dispuesto por el Real Decreto 485/2009. A partir de esta fecha quedaron extinguidas las tarifas integrales, y tan solo los consumidores conectados a redes de baja ten-sión cuya potencia contratada fuera igual o inferior a 10 kW pasaron a tener derecho a acogerse a la tarifa de úl-timo recurso (TUR).
Cabe preguntarse, a la vista de las importantes mo-dificaciones normativas acaecidas en 2009, por su impac-to sobre la liberalización de los mercados. La CNE, en el ejercicio de sus funciones, ha supervisado la evolución del proceso de liberalización de los mercados energéti-cos y, en concreto, los avances en la participación de los consumidores de electricidad y gas en el mercado libera-lizado.
Los gráficos que acompañan a esta presentación son bien expresivos de los avances y limitaciones en el grado de acceso de los consumidores españoles a los mercados liberalizados de gas y electricidad. Es induda-ble que la liberalización formal de los mercados de la electricidad y del gas natural en España, habiendo avan-zado a un ritmo que no puede calificarse ni mucho menos de lento en relación al resto de Europa, ha tenido aún, no obstante, un efecto limitado sobre el grado de competen-cia efectiva y la propia incorporación de los consumido-res al mercado libre que representan las comercializado-ras.
En este contexto, la CNE ha llevado a cabo significa-tivas actuaciones de carácter informativo o divulgativo, organizadas por la propia Comisión o en colaboración de terceros, y que han contado con la participación de las Administraciones Públicas, tanto Autonómicas como Lo-cales, y las Asociaciones sectoriales de empresas y de consumidores. Y, por otro lado, la CNE ha mantenido un flujo de información exhaustivo acerca del funcionamien-to de los distintos sectores energéticos a través de un amplio conjunto de publicaciones, accesibles en su web institucional, y del que se da detalle en nuestra Memoria.
Esta función de información culminará en la implan-tación de un sistema de comparación de los precios del suministro de electricidad y gas sobre la base de las ofer-tas de las empresas comercializadoras, que será accesi-ble a través de la web de la CNE.
De todo lo anteriormente reseñado –y de muchos más aspectos que aquí no es posible siquiera enunciar– la Memoria de actividades de la CNE ofrece un completo resumen. Además, en ésta se detalla tanto el Balance y la Cuenta de resultado económico-patrimonial en 2009 co-mo el preceptivo informe del Órgano de Control Interno sobre la adecuación de las decisiones adoptadas por el Consejo de Administración de la CNE a la normativa apli-cable.
Permítanme que, a modo de resumen final, les ofrez-ca unas pocas cifras que creo que reflejan claramente el esfuerzo y la eficiencia con que desarrolla sus cometidos la CNE.
Durante el año 2009 el Consejo de Administración de la CNE ha analizado y adoptado decisiones sobre un total de 4.443 expedientes externos, más 21 expedientes inter-nos y otras 29.706 solicitudes de tarifa social. Los gráfi-cos muestran con claridad el salto experimentado en 2009. Todo ello, conviene recalcarlo, con una notoria limi-tación de recursos humanos, que pudiera hacer inviable la empresa de cumplir con nuestros cometidos..
En fin, no quisiera concluir mi intervención sin sub-rayar un aspecto en el que las normas contenidas en el Tercer Paquete legislativo de la Unión Europea aprobado en 2009 inciden sobre nuestro organismo: el de la nece-saria fortaleza e independencia de los reguladores ener-géticos. En primer lugar, se les confiere a éstos un man-dato claro para cooperar a nivel europeo, en estrecha co-laboración con la nueva Agencia (ACER). En segundo lu-gar, se propone reforzar sus poderes de regulación del mercado, en particular en lo que se refiere a ciertas fun-ciones que constituyen los objetivos principales de los reguladores nacionales.
Cabe decir que el organismo regulador español cumple ya hoy sobradamente las principales exigencias que la futura normativa comunitaria impone a los regula-dores nacionales. Fortalecer la independencia de la CNE y dotarle de los medios adecuados para el desempeño de sus funciones redundará en un beneficio general. Porque la regulación –y el propio organismo regulador– no son, como a veces se pretende, el contrapunto de la liberali-zación energética; la CNE es, y debe ser, su mejor garan-tía.
Muchas gracias a todos ustedes por su atención, y de nuevo, y muy en particular, al Senado, a su Presidente y a los Senadores presentes por la generosa invitación a presentar en este marco privilegiado nuestra Memoria anual y Plan de actuaciones. Ojalá hagamos de ésta una tradición anual. Muchas gracias.
 

Total Votos: 0
0 Participantes
Tu valoración:

Presupuestos SueloSolar

Deja tus comentarios

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE
RECUPERAR CLAVE
Mercado fotovoltaic@
SL RANK
1-Revosolar solar shop 37 2-Saclima solar fotovoltaica 33 3-Zytech solar (fabricante placas solares) 23 4-Censolar 22 5-Lidersolar 18 6-Krannich solar 16 7-Inove ecoenergia, s.l. 12 8-Rios renovables 10 9-Sol i vent 9 10-Solosol energías naturales s.l. 9
Calendario de Eventos
Año anterior Mes anterior Ago 2018Mes Siguiente Año Siguiente
LMXJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
       

Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Contactar | Política de Privacidad y Aviso Legal

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.com