La energía limpia en el centro de los planes de estímulo para contrarrestar la crisis del coronavirus.

30-3-20
Dr. Fatih Birol -Director AIE-
1295 Lectores
La reciente fuerte caída en los precios del petróleo también es una gran oportunidad para que los países bajen o eliminen los subsidios para el consumo de combustibles fósiles.
La energía limpia en el centro de los planes de estímulo para contrarrestar la crisis del coronavirus.

El coronavirus se está convirtiendo en una crisis internacional sin precedentes, con graves repercusiones para la salud y la actividad económica de las personas. Esta situación es una prueba del compromiso de los gobiernos y las empresas con las transiciones de energía limpia.

Los observadores notarán rápidamente si su énfasis en las transiciones de energía limpia se desvanece cuando las condiciones del mercado se vuelven más desafiantes.

La fuerte caída en el mercado petrolero puede socavar las transiciones de energía limpia al reducir el ímpetu de las políticas de eficiencia energética. Sin medidas de los gobiernos, la energía más barata siempre lleva a los consumidores a utilizarla de manera menos eficiente. Reduce el atractivo de comprar automóviles más eficientes o modernizar casas y oficinas para ahorrar energía.

Estas serían muy malas noticias, ya que las mejoras en la eficiencia energética, un elemento vital para alcanzar los objetivos climáticos internacionales, ya se han debilitado en los últimos años.

Los gobiernos pueden abordar esto mediante políticas que ya han demostrado ser exitosas anteriormente, como medidas para mejorar la eficiencia energética de los edificios, que crean empleos, reducen las facturas de energía y ayudan al medio ambiente.

La reciente fuerte caída en los precios del petróleo también es una gran oportunidad para que los países bajen o eliminen los subsidios para el consumo de combustibles fósiles. Hay alrededor de USD 400 mil millones de estos subsidios en todo el mundo hoy, y más del 40% de ellos son para hacer que los productos petroleros sean más baratos.

Puede haber buenas razones para que los gobiernos hagan que la energía sea más asequible, especialmente para los grupos más pobres y vulnerables. Pero muchos subsidios están focalizados de manera ineficiente, beneficiando desproporcionadamente a los segmentos más ricos de la población que usan mucho más del combustible subsidiado.

En la práctica, el efecto de la mayoría de los subsidios es alentar a los consumidores a desperdiciar energía, agregando innecesariamente a las emisiones y agotando los presupuestos gubernamentales que de otro modo podrían priorizar la educación o la atención médica.

El coronavirus trae otros peligros para las transiciones de energía limpia. China, el país más afectado inicialmente por el virus, es la principal fuente de producción mundial de muchas tecnologías de energía limpia, como paneles solares, turbinas eólicas y baterías para automóviles eléctricos. La economía china se vio gravemente afectada durante los esfuerzos del gobierno para contener el virus, especialmente en febrero, lo que causó posibles cuellos de botella en la cadena de suministro de algunas tecnologías y componentes.

Es por eso que los gobiernos deben asegurarse de mantener las transiciones de energía limpia en mente mientras responden a esta crisis en rápida evolución. El análisis de la AIE muestra que los gobiernos dirigen directa o indirectamente más del 70% de las inversiones mundiales en energía. Hoy tienen una oportunidad histórica de dirigir esas inversiones hacia un camino más sostenible.
Como anunció la AIE el mes pasado, las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía dejaron de crecer el año pasado, incluso cuando la economía mundial se expandió en casi un 3%. Necesitamos asegurarnos de que 2019 sea recordado como el pico definitivo en las emisiones globales, y eso significa tomar medidas ahora para llevarlos a una disminución sostenida en esta década.

Es muy posible que veamos caer las emisiones de CO2 este año como resultado del impacto del coronavirus en la actividad económica, particularmente el transporte. Pero es muy importante entender que esto no sería el resultado de gobiernos y empresas que adopten nuevas políticas y estrategias. Lo más probable es que sea un problema a corto plazo que bien podría ser seguido por un repunte en el crecimiento de las emisiones a medida que la actividad económica aumenta.

Las reducciones reales y sostenidas en las emisiones solo ocurrirán si los gobiernos y las empresas cumplen con los compromisos que ya han anunciado, o si esperan anunciarlo muy pronto.

Los gobiernos pueden utilizar la situación actual para intensificar sus ambiciones climáticas y lanzar paquetes de estímulo sostenibles centrados en tecnologías de energía limpia. La crisis del coronavirus ya está causando daños significativos en todo el mundo. En lugar de agravar la tragedia al permitirle obstaculizar las transiciones de energía limpia, debemos aprovechar la oportunidad para ayudar a acelerarlas.

El impacto del coronavirus en todo el mundo y la agitación resultante en los mercados mundiales están dominando la atención mundial. A medida que los gobiernos responden a estas crisis interrelacionadas, no deben perder de vista un gran desafío de nuestro tiempo: las transiciones de energía limpia.

El coronavirus se está convirtiendo en una crisis internacional sin precedentes, con graves repercusiones para la salud y la actividad económica de las personas. Aunque pueden ser graves, es probable que los efectos sean temporales. Mientras tanto, la amenaza que representa el cambio climático, que requiere que reduzcamos las emisiones globales de manera significativa en esta década, continuará.

No debemos permitir que la crisis de hoy comprometa nuestros esfuerzos para enfrentar el desafío ineludible del mundo.
Los gobiernos están elaborando planes de estímulo en un esfuerzo por contrarrestar el daño económico del coronavirus. Estos paquetes de estímulo ofrecen una excelente oportunidad para garantizar que la tarea esencial de construir un futuro energético seguro y sostenible no se pierda en medio del aluvión de prioridades inmediatas.

La inversión a gran escala para impulsar el desarrollo, despliegue e integración de tecnologías de energía limpia, como la energía solar, eólica, de hidrógeno, baterías y captura de carbono (CCUS), debería ser una parte central de los planes de los gobiernos porque traerá los beneficios gemelos de estimulando economías y acelerando las transiciones de energía limpia. El progreso que esto logrará en la transformación de la infraestructura energética de los países no será temporal: puede marcar una diferencia duradera en nuestro futuro.

Los costos de las tecnologías renovables clave, como la solar y la eólica, son mucho más bajos que en períodos anteriores cuando los gobiernos lanzaron paquetes de estímulo. Y la tecnología tanto solar como eólica está en una forma mucho mejor que en el pasado. Mientras tanto, la captura de hidrógeno y carbono necesita una gran inversión para ampliarlos y reducir los costos. Esto podría ser ayudado por los niveles actuales de tasas de interés, que ya eran bajos y están disminuyendo aún más, lo que hace que la financiación de grandes proyectos sea más asequible.

Los gobiernos pueden hacer que la energía limpia sea aún más atractiva para los inversores privados al proporcionar garantías y contratos para reducir los riesgos financieros.

Tomar estos pasos es extremadamente importante porque la combinación del coronavirus y las condiciones volátiles del mercado distraerán la atención de los responsables políticos, los líderes empresariales y los inversores para la transición a energías limpias.

Total Votos: 16
4 Participantes
Media: 4,00 / 5
Tu valoración:

Deja tus comentarios

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE
RECUPERAR CLAVE

Relacionad@s

El canto del Cisne Verde.

Petróleo y gas aprovechan su posición dominante para acaparar los menguantes mercados energéticos y desincentivar la transición energética en curso.

El canto del Cisne Verde.

¿Cómo conseguiremos una economía de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en el horizonte 2050?

A pesar de los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el cambio climático ya está teniendo —y lo seguirá haciendo— impactos en el medio ambiente, los ciudadanos y la economía de la UE.

¿Cómo conseguiremos una economía de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en el horizonte 2050?

La Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y al logro de la cohesión económica, social y territorial. 

La Declaración de Río, adoptada en la Conferencia de Naciones Unidas proclama que: “Los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. Tienen derecho a una vida saludable y productiva."

La Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y al logro de la cohesión económica, social y territorial. 

Nada será igual que antes: O quizás sí.

Repaso a la situación sobrevenida por la crisis actual, fundamentalmente la bajada del precio del mercado y la simulación que podría tener en el futuro, con elevada penetración renovable. Análisis, previsiones y propuestas.

Nada será igual que antes: O quizás sí.

Espacios publicitarios
Espacio Publicitario

Saber Solar

SL RANK

1-Revosolar solar shop 93 2-Zytech solar (fabricante placas solares) 47 3-Rios renovables 42 4-Damia solar 26 5-Galivoltaica s.l. 25 6-Solarec 25 7-Krannich solar 22 8-Prosolia alicante 21 9-Ovacen 20 10-Eco2site.com 17

Mercado eléctrico

0.0928104577 €/KWh
02/06/2020   13:22 h.
Análisis del Mercado
Resumen del mercado eléctrico en abril: ¡Siguen las bajadas!

Mercado Fotovoltaico

Anuncios de huertos y cubiertas para instalaciones solares

Entrar

Tienda de renovables

Software libre