SueloSolar
24-8-2015
Carlos Mateu
1435 Lectores
¿Qué es el desarrollo sostenible?

El Desarrollo Sostenible se vincula al desarrollo económico y a las cuestiones ambientales para alcanzar un nuevo modelo que haga posible satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las posibilidades futuras.


Se entiende por Desarrollo Sostenible el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades, garantizando una mejor calidad de vida para la población actual y futura, tomando conciencia de los riesgos que el actual modelo de desarrollo tiene respecto al mantenimiento de esta sostenibilidad. El tema del desarrollo sostenible saltó al primer plano de la actualidad política mundial en 1992, en la Cumbre de la Tierra organizada por Naciones Unidas en Río de Janeiro, como consecuencia del informe "Brundland", presentado en el año 1987 por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Tanto la Unión Europea y otras partes signatarias de la Declaración de Río se comprometieron a formular estrategias de desarrollo sostenible así, el Tratado de Ámsterdam hace del desarrollo sostenible; una de las principales tareas de la Comunidad Europea, recogiendo en su artículo 2 que "La Unión tendrá los siguientes objetivos: (...) promover el progreso económico y social y un alto nivel de empleo y conseguir un desarrollo equilibrado y sostenible, principalmente mediante (...) el fortalecimiento de la cohesión económica y social". En parecidos términos se expresa el vigente artículo 3 del Tratado de la Unión Europa, al disponer, en el apartado 2, que la Unión "obrará en pro del desarrollo sostenible de Europa basado en un crecimiento económico equilibrado y en la estabilidad de los precios, en una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social, y en un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente". Es decir, en el Desarrollo Sostenible se vinculan desarrollo económico y cuestiones ambientales para alcanzar un nuevo modelo que haga posible satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las posibilidades futuras. El principal logro es conseguir que la población afectada tome conciencia de la transición y que sea ella la que pase a promoverla, no sólo a tolerarla, gestionando el progreso económico pero evitando el derroche de recursos no renovables y haciéndolo susceptible de satisfacer las necesidades de nuestras sociedades en términos de bienestar a corto, medio y, sobre todo, largo plazo.

Como en Río, el Desarrollo Sostenible fue tratado en la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social de Copenhague celebrada en marzo de 1995, subrayando la necesidad de luchar contra la exclusión social y proteger la salud de los individuos. El Desarrollo Sostenible enlaza con el desarrollo visto como proceso y como progreso, convirtiéndose así en una variante histórica de la transición social que se caracteriza esencialmente por el hecho de que los cambios que comporta son intencionados.

Las reformas más recientes de la Política Agrícola Común, en su fomento del desarrollo rural, ponen en vigor el Reglamento (CE) nº 1257/1999 estableciendo el marco comunitario de apoyo a un Desarrollo Rural Sostenible a partir de 1 de enero de 2000, completando los demás instrumentos de la Política Agrícola Común y de la Política Estructural Comunitaria. El Reglamento (CE) nº 1750/1999, de la Comisión, de 23 de julio de 1999 establece disposiciones de aplicación del anterior y aclara condiciones, determina la repercusión y explica la forma de articularse las medidas de desarrollo rural. Conviene recordar, asimismo, que el Comité Económico y Social de la Unión Europea entiende que el desarrollo local es un proceso de cambio y de enriquecimiento de las estructuras económicas de un territorio homogéneo por sus características culturales, sociales y económicas, y de la utilización, con fines de desarrollo, de todos estos recursos.

El Desarrollo Sostenible se fundamenta en un crecimiento basado en el pleno empleo, el respeto al medio ambiente y la competitividad de las empresas, es decir, un crecimiento económico en beneficio del progreso social y desde el respeto al medio ambiente. Hay un amplio consenso sobre las dos ideas principales que, como mínimo, se recogen en el concepto de desarrollo sostenible: 1) que el desarrollo tiene una dimensión económica, social y medioambiental (el desarrollo sólo será sostenible si se logra el equilibrio entre los distintos factores que influyen en la calidad de vida); y 2) que la generación actual tiene la obligación, frente a las generaciones futuras, de dejar suficientes recursos sociales, medioambientales y económicos para que puedan disfrutar al menos del mismo grado de bienestar que nosotros. El objetivo clave del desarrollo sostenible es poder alcanzar a nivel mundial un progreso social, niveles estables de crecimiento económico y de ocupación, protección medioambiental y utilización prudente de los recursos naturales.

Tu valoración:
Total Votos: 0
Participantes: 0

Presupuestos SueloSolar

Deja un comentario

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE

RECUPERAR CLAVE
Suscripción a Boletín
Espacio publicitario SueloSolar
Espacios Publicitarios
Contadores y Facturación
Mercado Eléctrico

Análisis del Mercado

SL RANK 3085
7 38Zytech
Calendario de Eventos

23 octubre / 24 octubre 2017
España
Congreso Renovables 2017.
Peluco Solar
Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.es
Márketing y Publicidad: Girona.