SueloSolar
3-9-2014
Carlos Mateu
3151 Lectores
El Gobierno de Chile es conocedor de que sin energía no hay crecimiento.

Chile necesita agregar al menos 450 Megawatts al Sistema Interconectado Central y del Norte Grande, dada la tendencia de crecimiento en la demanda eléctrica.


En los últimos años, por diversos motivos, Chile no ha incorporado energía de base que sirva como garantía de un suministro seguro en el corto y mediano plazo para nuestros hogares y actividades productivas.

A pesar de ello, Chile tiene conciencia de la urgente necesidad de impulsar proyectos que se hagan cargo del déficit que existe en materia de infraestructura, por lo que el gobierno apoyará decididamente a todas las iniciativas que cumplan con la normativa vigente y se inserten adecuadamente en sus respectivas comunidades.

El Gobierno de Chile se ha sincerado en varias ocasiones, y que desde aquí hemos noticiado, de su responsabilidad como gobierno de resolver la urgente situación energética,  de lograr un acertado diagnóstico, y ofrecer una visión para liderar nuevas políticas de Estado.

Es necesario definir una estrategia consensuada, con metas, fechas y prioridades, establecer seguridad y certezas para todos los actores, las comunidades y los grupos ciudadanos, del mismo modo que para los inversionistas y para la industria en general.

El Gobierno chileno desea fijar las condiciones necesarias para fortalecer la confianza, que es el primero de los requisitos de sus relaciones sociales, económicas y políticas.

Chile ha aprendido del corrupto caso energético español en el que los Políticos se unen al oligopolio eléctrico de UNESA para enriquecerse en detrimento de sus ciudadanos. La inseguridad jurídica reina en España. Cerca de 50.000 familias que invirtieron en plantas fotovoltaicas de venta a red se encuentran arruinadas por culpa del ansia corrupta, vil y mezquina de los Gobiernos españoles.

Por todo ello, Chile desea avanzar hacia una institucionalidad sólida, confiable para todos los actores relevantes ¡partiendo por los ciudadanos! que aumente la predictibilidad, que dé tranquilidad a las personas y entregue claridad en las reglas para los inversionistas.

Porque lo que quiere Chile es pasar de una política energética reactiva, a una estrategia de largo plazo. Esa es la mejor apuesta para dar seguridad y proyección al sector.

Si hay una lección que Chile ha aprendido es que los proyectos de este tipo deben hacerse con un acercamiento real a la ciudadanía receptora, incorporando el trabajo temprano con las comunidades como algo decisivo.

Las comunas que acogen proyectos deben ser partícipes desde el principio y tener un beneficio permanente para que estos proyectos sean parte del progreso de estas comunidades. Y por supuesto deben ser parte del proceso de toma de decisiones, para que Chile logre acuerdos que le den la seguridad y la estabilidad que inversiones de esta magnitud requieren.

Por eso Chile ha dado alta prioridad a la tarea de llevar a cabo un proceso de Ordenamiento Territorial, para establecer los usos productivos de largo plazo que le dará a cada territorio nacional y de este modo terminar con la fragmentación administrativa actual y lograr más coordinación para normar y fiscalizar.
Con estos acuerdos ganará el país en su totalidad.

Chile debe alcanzar una convergencia entre Estado, privados, y ciudadanía en materia de energía.
Aquí los esfuerzos aislados no sirven. Chile debe hacer su contribución y probablemente más de alguna concesión.

Para Chile ha llegado el momento de la acción en materia energética. Una acción decidida, constante, y con mecanismos de transparencia y participación que le den proyección en el tiempo.

Esto supone un gran desafío para el Gobierno Chile pues son conocedores de que se les medirá por sus acciones, y tendrán que rendir cuentas.

El Gobierno de Chile va a hacer un gran esfuerzo en adelantar en un año la puesta en operación de las líneas de transmisión troncal que robustecerán su sistema en la zona norte del país, así como también las expansiones de nuevas líneas desde la región del Bío-Bío hacia el centro del país.
Pondrá todo el esfuerzo del Gobierno para que a partir del 1 de enero de 2017, se descongestione totalmente su sistema de transmisión. Para ello va a trabajar en conjunto con las empresas a cargo de los proyectos en adelantar la puesta en servicio de las siguientes líneas de transmisión:
- Polpaico - Pan de Azúcar
- Pan de Azúcar - Maitencillo
- Maitencillo - Cardones
- Cardones - Diego de Almagro
- Ancoa - Alto Jahuel
- Charrúa - Ancoa: primer circuito
- Rapel - Alto Melipílla
- Alto Melipilla - Lo Aguirre: primer circuito

Tu valoración:
Total Votos: 0
Participantes: 0

Presupuestos SueloSolar

Deja un comentario

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE

RECUPERAR CLAVE
Suscripción a Boletín
Espacio publicitario SueloSolar
Espacios Publicitarios
Contadores y Facturación
Mercado Eléctrico

Análisis del Mercado

Informe de Comisión Nacional de Mercados y Competencia
SL RANK 4401
Calendario de Eventos

22 marzo / 24 marzo 2018
España
Feria de la Energía de Galicia.
Peluco Solar
Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.es
Márketing y Publicidad: Girona.