SueloSolar
8-9-2017
Carlos Mateu
1034 Lectores
¿Qué subvenciones existen en Cataluña para el autoconsumo fotovoltaico?

Publicada la Res. EMC/1865/2017, de 24 de julio, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para sistemas de almacenamiento de energía eléctrica con baterías asociados a instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.


El objeto de las presentes bases es regular la concesión de subvenciones, en régimen de concurrencia no competitiva, para sistemas de almacenamiento de energía eléctrica con baterías asociados a instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo ubicadas en edificios de uso residencial doméstico que se instalen dentro del territorio catalán.

El Gobierno, a instancia del Parlamento de Cataluña, trabaja en la definición de un nuevo modelo energético basado en la eficiencia y las energías renovables donde el acceso a la energía se convierte en un derecho fundamental para la calidad de vida de los ciudadanos y la competitividad de las empresas, y donde se asume la necesidad de afrontar con valentía las externalidades ambientales y la salud del modelo energético actual.

Cataluña es un país rico en el recurso energético solar, que se presenta de forma distribuida en todo su territorio. Las tecnologías solares para la producción de energía eléctrica han experimentado una evolución tecnológica que ha permitido reducir su precio en los últimos cinco años en más del 80%, a la vez que ha mejorado su eficiencia.

La generación eléctrica en Cataluña a fecha de hoy se fundamenta en un modelo centralizado de grandes instalaciones de generación y de líneas de transporte de larga distancia que emplean, en un 83%, combustibles fósiles y uranio. Cataluña no dispone de actividades extractivas y mineras que proporcionen esos recursos energéticos, a la vez que el bajo porcentaje en renovables nos hace diez puntos más dependientes del exterior que la media de países europeos, con los consecuentes riesgos socioeconómicos que eso supone.

Aprovechar el abundante recurso de energía solar que dispone Cataluña nos permitiría reducir la dependencia del exterior y también reducir, a la vez, las emisiones contaminantes a la atmósfera, tanto de gases y partículas nocivas para la salud como de gases de efecto invernadero.

La bajada de precios de la tecnología fotovoltaica, así como el abundante recurso solar distribuido por todo el territorio catalán, hacen viable que la energía se genere más cerca de los puntos de consumo, o incluso en estos mismos puntos, reduciéndose así las pérdidas por transporte y distribución.

El documento de Bases del pacto nacional para la transición energética en Cataluña, aprobado por el Gobierno en la sesión del día 31 de enero de 2017, incide en el camino de avanzar hacia un modelo energético renovable pero también en la necesidad de que la energía se democratice, razón por la que el documento de Bases atribuye un peso muy importante a las estrategias, las líneas de financiación y las medidas de fiscalidad y ayudas para impulsar las tecnologías que permitirán a los ciudadanos y consumidores generar, consumir, compartir, almacenar y vender la energía que ellos mismos generen.

La energía solar fotovoltaica, sin duda, es una de las principales tecnologías que contribuirá significativamente al desarrollo de este nuevo modelo, tanto en términos de incrementar la eficiencia energética y facilitar la integración de energías renovables en el sistema eléctrico, como de reducir las emisiones contaminantes, de reducir la alta dependencia energética de Cataluña y, en último lugar pero no menos importante, de democratizar el modelo energético.

La reducción drástica en los últimos años del coste de los módulos fotovoltaicos ha provocado que la producción de la energía eléctrica de origen solar sea completamente competitiva y que el autoconsumo fotovoltaico sea una alternativa viable y eficaz en todos aquellos casos en los que se dispone del recurso solar. Tanto es así que, en estos momentos, se hace absolutamente innecesario subvencionar este sector. Sin embargo, los costes por tasas y los impuestos de las diferentes administraciones, así como los impedimentos administrativos de los puntos y contratos de conexión por parte de las compañías distribuidoras -incluso para instalaciones que no abocarán energía a la red- dificulta mucho que los ciudadanos lo vean como una tecnología atractiva y, en muchos casos, incluso los medios, mal informados, se han encargado de difundir que las instalaciones de autoconsumo eléctrico conectadas a la red interior de un consumidor son ilegales.

Este despropósito legal y de comunicación para permitir que los ciudadanos de Cataluña aprovechen la energía solar para generar electricidad tiene origen, en parte, en la legislación vigente en el Estado español y de aplicación en Cataluña: el Real decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y producción con autoconsumo (BOE núm. 243, de 10.10.2015).

El citado Real decreto 900/2015, de 9 de octubre, a pesar de suponer un freno para el autoconsumo fotovoltaico y negar las bondades que este aporta al sistema eléctrico en eficiencia, en recurso renovable y autóctono, y en precio, sí que orienta aquellos aspectos en los que se podrá trabajar desde las administraciones favorables al autoconsumo fotovoltaico para permitir su avance.

En este sentido la penalización económica al almacenamiento eléctrico en baterías y el denominado «impuesto al sol» suponen limitaciones reguladoras pensadas en clave de garantía de sostenibilidad económica de un modelo energético centralizado y liberalizado desde el año 1997.

A pesar de este marco legal desfavorable al uso y aprovechamiento de la energía solar por parte de los consumidores, debe ponerse en conocimiento de las personas interesadas que existen muchas posibilidades para su desarrollo, especialmente en lo referente a su uso en el ámbito doméstico, donde no se aplica el «impuesto al sol».

Desde el Gobierno de la Generalidad se quiere dar un mensaje claro e inequívoco de apoyo y compromiso firme con el autoconsumo eléctrico, y en especial a la necesidad de aprovechar el recurso energético más abundante de Cataluña, el Sol. Es esta una posición alineada con la política europea y con el reciente paquete de medidas presentado por la Comisión Europea el pasado mes de noviembre (Clean Energy for all Europeans), que tiene como objetivos fundamentales dar prioridad a la eficiencia energética, convertir a la Unión Europea en líder mundial de energías renovables y ofrecer un trato justo a los consumidores.

Es en este marco que el Gobierno ha publicado el Acuerdo GOV/11/2017, de 7 de febrero, por el que se aprueba la Mesa de impulso al autoconsumo fotovoltaico en Cataluña (DOGC núm. 7305, de 9.2.2017), para facilitar la actuación conjunta y la coordinación de los diferentes actores implicados en el autoconsumo (administraciones públicas, empresas y asociaciones profesionales del sector fotovoltaico y del almacenamiento, distribuidoras y comercializadoras de electricidad, colegios profesionales y asociaciones de consumidores) con el fin de lograr una mejor y más rápida introducción del autoconsumo fotovoltaico en Cataluña para avanzar hacia un sistema de generación eléctrica más limpio, más distribuido y con una mayor participación ciudadana.

Si bien la tecnología fotovoltaica a fecha de hoy no requiere de ayudas para su viabilidad económica, las limitaciones reguladoras del citado Real decreto 900/2015, de 9 de octubre, como la fiscalidad que penaliza el almacenamiento eléctrico en baterías para poder consumir la energía que se genera en horas de sol en horas en las que el ciudadano lo desea, limita mucho su viabilidad real a aquellas viviendas que realizan la mayor parte del consumo en el horario de producción. A esa limitación se le añade la imposibilidad, de nuevo reguladora, de poder utilizar la red como almacén de la energía aplicando lo que se conoce como «balance limpio».

Todo este conjunto de prohibiciones y penalizaciones económicas y legales -que no técnicas- hacen que en muchos casos aprovechar la energía del sol, el recurso energético más distribuido y más abundante en Cataluña, sea inviable.

En este sentido, y ante la dificultad de compartir la energía generada y de realizar el balance limpio, el uso de baterías se convierte en imprescindible para dar viabilidad técnica y económica a las instalaciones solares fotovoltaicas en régimen de autoconsumo. Sin embargo, el coste de estos sistemas de almacenamiento en muchas ocasiones es un factor que limita la viabilidad económica de esas instalaciones.

El Gobierno de la Generalidad tiene claro que apostar por un modelo renovable y distribuido requiere disponer de un almacenamiento de energía eléctrica por todo el territorio que garantice disponer de electricidad cuando el recurso renovable no sea suficiente.

Las inversiones privadas por parte de los consumidores que dispongan de instalaciones fotovoltaicas y baterías contribuirán al objetivo del Gobierno de lograr un modelo energético eficiente, renovable, distribuido y democrático y con menos costes de importación de recursos energéticos fósiles y nucleares.

La Ley 9/1991, de 3 de mayo, de creación del Instituto Catalán de Energía (ICAEN) (DOGC núm. 1440, de 8.5.1991), dispone que el Instituto puede ejercer cualquier otra función que, en el ámbito energético, vaya destinada al fomento de su eficiencia y posible abaratamiento, la utilización racional de la energía, el estudio en el campo de la seguridad y la introducción de tecnologías innovadoras, incluidas las renovables y las limpias, dentro del marco de respeto al medio ambiente; así como fomentar la implantación de sistemas de producción de energía renovable y de cogeneración a escala local y comarcal. La mencionada Ley también dispone que para ejercer sus funciones el ICAEN puede realizar cualquier actividad que le ayude a lograr sus objetivos.

Descarga aquí la Resolución EMC/1865/2017, de 24 de julio, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para sistemas de almacenamiento de energía eléctrica con baterías asociados a instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.

Tu valoración:
Total Votos: 15
Participantes: 3
Valoración Media: 5,00 / 5


ARTíCULO/S RELACIONADO/S :

Presupuestos SueloSolar

Deja un comentario

Para comentar debe estar Registrad@ o REGISTRARSE

RECUPERAR CLAVE
Suscripción a Boletín
Espacio publicitario SueloSolar
Espacios Publicitarios
Contadores y Facturación
Mercado Eléctrico

Análisis del Mercado

SL RANK 618
Calendario de Eventos

26 septiembre / 29 septiembre 2017
España
Expo Biomasa 2017
Peluco Solar
Copyright © 2008 Suelo Solar. Todos los Derechos Reservados.

Redacción y Dpto. Jurídico: C/ Alberto Aguilera, 17. 1º. 28015- Madrid. info@suelosolar.es
Márketing y Publicidad: Girona.